Phlomis fruticosa, Salvia de Jerusalén o amarilla, Orejas de burro o liebre

    • Familia: Lamiáceas, tradicionalmente esta familia era conocida con el nombre de Labiadas, su nombre ha sido sustituído por el actual «Lamiáceas», siguiendo las recomendaciones del código de nomenclatura botánica, en alusión al género Lamium. Entre las que se destacan las populares plantas aromáticas: la menta, el orégano, el tomillo y el romero.
    • Género: Phlomis, este género, está compuesto por unas 100 especies de arbustos perennes y generalmente de hojas vellosas, que se encuentran desde la región mediterránea hasta China.
    • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas.
    • Origen: nativo de la región mediterránea, sur de Europa.
    • Magnitud: alcanza una altura aproximada de 1,50 m., de porte extendido, con ramificaciones verticales.
    • Follaje: perenne, hojas opuestas, lanceoladas, ovales, arrugadas y aterciopeladas de color verde grisáceas.
    • Floración: produce verticilos de flores amarillas, que aparecen desde principios de primavera y/o verano –según el clima- en compactos grupos.
    • Exposición solar: pleno sol.
    • Clima: se desarrolla muy bien en los jardines costeros y de clima seco. Las heladas pueden llegar a ser un problema para esta especie. Ubicar resguardada de los vientos fríos. Puede tolerar hasta -5º C.
    • Suelo: bien drenado. No posee exigencias edáficas. No tolera encharcamientos ni excesos de agua.
    • Multiplicación: se multiplican por semillas en otoño y por esquejes en verano.
    • Usos y valor ornamental: el Phlomis se cultiva por su valor ornamental que presenta tanto en su característico follaje (parecido a la Salvia) como en sus flores de un color amarillo vibrante. Es apta para jardines costeros y de rocallas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *