Archivos de Etiquetas: coníferas nativas de Argentina


Araucaria araucana, el árbol nacional de Chile

La Araucaria araucana, más conocido como Pehuén, es nativa del sur de Argentina y Chile, siendo el árbol nacional de éste útlimo; es una especie muy ornamental, por su extravagante porte aparasolado, típico de las Araucaria. Su madera es muy valorada en la industria de la construcción y carpintería. Para cultivar en grandes superficies, en grupos, formando bosques, y como ejemplar aislado. Sus semillas son comestibles «piñones», poseen alto valor nutricional, siendo una especie muy importante dentro de la cultura mapuche (pueblo indígena del sur de Argentina y Chile).

Coníferas Nativas de Argentina

Las plantas nativas son plantas originarias de una región local en particular (propias de una región), muy recomendable a tenerlas en cuenta, a la hora de buscar especies vegetales para nuestro jardín, ya que el cultivo de ellas, solamente nos traerán múltiples beneficios. En Argentina contamos con 4 coníferas nativas de los bosques patagónicos y otras 2 especies autóctonas de la selva norteña.

Araucaria angustifolia-Pino de Misiones-Pino del Paraná

La Araucaria angustifolia, es una de las 2 coníferas nativas de Argentina pertenecientes a la familia de las Araucariáceas. Es oriunda de la selva misionera y del suroeste de Brasil. Es una especie muy longeva, llegando a vivir unos 400 años y de un porte muy importante, entre 40 y 50 metros de altura.

Podocarpáceas

Las Podocarpáceas, incluyen 2 géneros botánicos:
Podocarpus comprende 100 especies nativas de todos los trópicos húmedos y de los continentes del hemisferio sur, alcanzando Japón y México.
Saxegothea, compuesto por una sola especie, originaria de los climas frescos y húmedos del sur de Chile y Argentina.
Son completamente resistente a las heladas.

Araucariáceas, familia botánica de coníferas

Araucariáceas, Del Hemisferio Sur. Sus hojas son espiraladas, lanceoladas o elípticas y se disponen en 2 planos divergentes, dando un aspecto particular. Sus conos maduros son de gran tamaño como sus semillas, las cuales pierden rápido el poder germinativo, a los 3 meses de cosechar.