Archivos de Etiquetas: árboles para jardines pequeños


Crataegus monogyna, pequeño árbol de flores perfumadas

El Crataegus mongyna, conocido con el nombre de Espino albar o Majuelo, es un pequeño árbol caduco muy ornamental. Entre sus principales valores ornamentales están su abundante y perfumada floración desde comienzos de la primavera, seguida por los decorativos frutos rojos que permanecen en la planta casi todo el invierno.

Photinia serrulata-serratifolia

La Photinia serrulata o serratifolia, es un arbusto de porte grande, que puede llegar a medir hasta unos 12 metros de altura.
Las hojas más viejas, viran hacia colores rojos, siendo ésta una de sus principales características.
Las Fotinias se cultivan por el valor ornamental de su follaje tanto, por los colores otoñales, como por sus lustrosas y relucientes hojas. Toleran bien la poda. Ideal para cultivar en jardines pequeños.

Malus floribunda, el Manzano japonés

Malus floribunda, florecido a comienzos de la primavera

El Malus floribunda, conocido con el nombre común de Manzano japonés, es un árbol de pequeño porte y una extendida y amplia copa, que produce una abundante floración de color blanco o rosa a comienzos de la primavera. Es muy resistente a las heladas; requiere pleno sol y un suelo fértil excelentemente drenado. Es ideal su cultivo para jardines pequeños.

Prunus cerasifera, Ciruelo japonés, Mirobáland

Prunus cerasifera, detalle de flor, a finales del invierno

El Prunus cerasifera, se utiliza como pie de injerto para el Ciruelo y como oranmental; es una especie muy valorada y utilizada en el paisajismo, por su alto valor ornamental, tanto por sus hermosas flores, que anuncian el comienzo de la primavera, como por el color púrpura cobrizo de su follaje. Ideal para cultivar en jardines de pequeñas superficies.

Citrus maxima, el árbol del pomelo

Citrus maxima, pertenece a la familia de las Rutáceas y al género Citrus. Árbol frutal que puede alcanzar los 15 metros de altura, de hoja perenne de color verde oscuro, tronco retorcido y ramas de crecimiento irregular.

Eriobotrya japonica, Níspero del Japón o japonés

Nispero en primavera con el fruto en la planta

El Eriobotrya japonica, comunmente conocido como Níspero japonés o Níspero del Japón, es un pequeño árbol que puede alcanzar como máximo los 8 metros de altura. Pertenece a la familia de las Rosáceas y a la subfamilia de las Maloideaes, subfamilia de las manzanas y peras. Se diferencia del resto de los frutales por florecer en otoño.

Cydonia oblonga, Membrillero gigante de Wranja

Cydonia oblonga Membrillero gigante de Wranja en otoño

El Cydonia oblonga, conocido comunmente como Membrillero, era ya cultivado en la Antiguedad, existen registros donde se conoce de su cultivo en la mítica ciudad de Babilonia, hace 4000 a.C., también fue ampliamente cultivado en Grecia, de donde radica su nombre Cydonia aludiendo a Cydon ciudad en Creta y oblonga por la forma de su fruto.

Acer, género de árboles y arbustos otoñales por excelencia

Acer palmatum Katsura detalle de follaje en otoño

Los Acer, son por excelencia los árboles otoñales, momento del año donde más lucen su característico follaje, su colorido, texturas y formas.
La mayoría de los Acer, prefieren climas frescos y húmedos, con abundantes precipitaciones en primavera y verano.
El mejor colorido otoñal se da en los suelos de neutros a ácidos.

Citrus sinensis, el Naranjo

El género Citrus, perteneciente a la familia botánica Rutáceas, da pequeños arbolitos perennes.
Originarios del sudeste asiático, fueron introducidos en Occidente por los árabes y distribuídos en el nuevo mundo por los españoles y portugueses. Son de clima cálido, no toleran las heladas ni los fuerte vientos.

Lagerstroemia indica, Crespón, Árbol de Júpiter

La Lagerstroemia, Crespon o Árbol de Júpiter, es un arbusto de hoja caduca originario de China y Corea. Es muy ornamental en diferentes épocas del año, ya sea en verano por su notable floración, como en otoño por su color otoñal.

Acer palmatum, Arce japonés

Acer palmatum Red Wood detalle de follaje en otoño

El Acer palmatum es de primera magnitud. Suele ser considerado un pequeño arbolito, debido a que llega a medir entre unos 4 y 6 metros de altura. Es de crecimiento medio y despatarrado.