Archivos de Etiquetas: árboles con follaje otoñal


Prunus, Cerezos florecientes

Prunus es un amplio género que comprende árboles con una altura promedia de 5 metros, auqnue algunas especies pueden llegar a medir unos 30 metros y especies arbustivas; caducos y perennes. Según los diferentes autores, se lo puede ver clasificado dentro de la familia de las Rosáceas como así también dentro de su propia familia las Prunáceas.

Parrotia persica, Árbol del hierro

El Árbol de hierro-Parrotia persica, es nativo y especie endémica del norte de Irán; esta especie puede llegar a vivir 200 años, posee un abundante y denso follaje con un espectacular color otoñal que vira hacia los naranjas y rojos. Posee una floración con pequeñas flores rojas a en el invierno tardío o a comienzos de la primavera.

Aesculus x carnea, Castaño de indias rojo o de flor rosa

El Aesculus x carnea es un híbrido entre las especies de Aesculus hippocastanum-Castaño de indias y el Aesculus pavia, se cree que surgió en Alemania al comienzo del 1800, sus flores que aparecen a comienzos de la primavera son de color rojo rosáceo una de sus principales diferencias con el Aesculus hippocastanum que tiene flores blancas.

Aesculum hippocastanum, Castaño de Indias

EL Castaño de indias, Aesculum hippocastanum, es una especie caduca nativa de India, Irán y Asia menor. Tiene un espectacular color otoñal, con colores que viran entre los amarillos dorados y rojos, tiene un porte muy vigoroso y extendido.

Sorbus aucuparia, Serbal de cazadores, Azorollo

Los Sorbus se utilizan en jardinería por la calidad de sus hojas, su atractivo follaje otoñal, sus decorativos frutos rojos que atraen pájaros y por sus primaverales flores blancas. Son especies muy resistentes al frío. Requieren de pleno sol o media sombra.

Acer, género de árboles y arbustos otoñales por excelencia

Los Acer, son por excelencia los árboles otoñales, momento del año donde más lucen su característico follaje, su colorido, texturas y formas.
La mayoría de los Acer, prefieren climas frescos y húmedos, con abundantes precipitaciones en primavera y verano.
El mejor colorido otoñal se da en los suelos de neutros a ácidos.