Los Iris o Lirios, bulbosos y rizomatosos, clasificación

 

Iris spuria, florecida en plena primavera

Los Iris se dividen en 2 grandes grupos:

 

1- Rizomatosos

2- Bulbosos

 

1- Iris rizomatosos se subdividen en 3 grupos:

 

1- Iris barbados: con un penacho de pelos (la barba) en los 3 pétalos inferiores. Incluye la gran mayoría de Iris y también de cultivares; derivan del Iris pallida y otras especies próximas. Han de cultivarse en suelos ligeramente ricos, bien drenados, preferiblemente algo alcalinos y a pleno sol y/o sombra parcial. Incluye diversos grupos como Enano Miniatura (hasta 20 cm. de altura), Enano Estándar (20-40cm.), Intermedio (40-70 cm.) y Alto Estándar (70 cm. o más). Generalmente cuanto más corto sea el Lirio, más pronto florece. Iris germánica

2- Iris lampiños: carentes de penacho. En líneas generales presentan las mismas características que los Iris barbudos, aunque algunos prefieren suelos más pesados. Se reconocen diversos grupos, que incluyen algunos de los Lirios más populares. Los Lirios Costa del Pacífico (especie californiana), Lirios Spuria, Lirios Siberianos (Iris sibirica y especies afines), Lirios acuáticos Japoneses ( Iris ensata e Iris Iaevigata).

3- Iris crestados: con una cresta elevada en lugar de la barba. Incluye a los Lirios Evansia, que suelen disponer de estolones rastreros y muy extendidos. La mayoría presentan las mismas necesidades de cultivo que los barbudos, aunque prefieren condiciones de suelo encharcadas y ricas en humus.

 

Los Iris Rizomatosos poseen hojas ensiformes (con forma de espada) y son acintadas y por lo general se disponen en abanico basal, son a veces de follaje perenne, presentan rizomas parecidos a tubérculos.

 

Iris germanica, florecidos a comienzos de primavera
2- Iris bulbosos se subdividen en 3 grupos:

 

1- Iris juno: son originarios de Asia, son de cultivo muy difícil, aunque poseen flores de una extraordinaria belleza. Requieren de un período de reposo sin riesgos, luego de la floración.

2- Iris reticulata: originarios de Asia, incluye Lirios enanos y bulbosos, de interés por ser de floración temprana. A diferencia de otros Lirios bulbosos carecen de túnica bulbosa y las hojas son tetrangulares o a veces cilíndricas. De fácil cultivo.

3- Iris xiphium: son originarios del Europa (España-Inglaterra-Holanda), siendo de excelente calidad tanto para ser cultivados en los jardines como para flores de corte. Son de fácil cultivo, pleno sol, suelos bien drenados, ligeramente alcalinos, toleran suelos ácidos.

 

Los Iris bulbosos se distinguen por presentar bulbos como órganos de almacenamiento, a veces con raíces gruesas y carnosas y con hojas lanceoladas, acanaladas, con 4 costados o bien son casi cilíndricas en lugar de planas y ensiformes, como las de los Lirios rizomatosos.

 

Para mayor info sobre los Iris te recomendamos el siguiente post: Los Iris o Lirios, características y necesidades de cultivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *