Charles Darwin y la teoría de la evolución de las especies

Pineda mediterránea en el Jardín Botánico Marimurtra-Blanes-La Costa Brava

 

Breve reseña histórica…

Charles Darwin (1809-1882) hijo de un médico y nieto del famoso médico, filósofo, naturalista y poeta inglés, Erasmus Darwin.

Fue un reconocido naturalista inglés autor de «La Teoría de la Evolución» una aportación científica de extraordinaria relevancia para las ciencias naturales.

En 1825 ingresó a la Universidad de Edimburgo para estudiar medicina, inducido por su padre, pero no consiguió interesarse en la carrera. Posteriormente en 1828 ingresa en Cambridge para iniciar un carrera eclesiástica, también por consejo de su padre, por la cual tampoco sintió interés, donde termina tomando clases de botánica y ciencias naturales con el reverendo John Henslow, quien lo motivó a profundizar sus estudios en geología. Henlsow sería quien le proporcionara al joven Darwin la posibilidad de embarcarse junto a Fitzroy en el Beagle en un viaje alrededor del mundo.

Durante 1831-1836 fue parte de la expedición del HMS Beagle, al mando del capitán Robert Fitzroy, como naturalista que lo llevó a viajar por Sudamérica, Australia, Nueva Zelanda, las islas del Pacífico y el sur de África, donde recolectó todo tipo de muestras, observando y tomando nota detalladamente de cada descubrimiento, y asimismo realizaba investigaciones geológicas en tierra firme.

Este viaje representó un hecho fundamental en la historia de la ciencia. A partir de entonces la teoría de la evolución se convirtió en la teoría unificadora más importante de la biología.

 

«Tenía dos objetivos en mente; en primer lugar, mostrar que las especies no habían sido creadas por separado, y en segundo lugar, que la selección natural había sido el principal agente de cambio… Por consiguiente, si he errado en haber exagerado su poder (el de la selección natural), espero al menos haber hecho un buen servicio al ayudar a desmontar el dogma de las creaciones separadas.» Charles Darwin

 

El Origen de las Especies se publicó el 24 de noviembre de 1859. La incorporación de los argumentos de Darwin revolucionó la ciencia de la biología. Ensayo: El otro Darwin. 

La supervivencia del más apto

Dicha frase es habitualmente utilizada para describir la teoría de Darwin. A comienzos del siglo XX, la doctrina de la supervivencia del más apto en las poblaciones naturales fue utilizada por algunos individuos para defender grandes desigualdades sociales y tácticas competitivas despiadadas en la industria, fundándose meramente en que eran compatibles con las «leyes de la naturaleza».

Por ejemplo una planta con flores un poco más brillantes que las de sus vecinas y, por lo tanto, mejor dotada para atraer la atención de una abeja, es un modelo más pertinente de lucha por la supervivencia que la lucha abierta entre dos organismos. La aptitud medida de los genetistas de poblaciones está sencillamente determinada por el número relativo de descendientes que un individuo deja en la generación siguiente. 

Punica granatum-Granado, la flor siendo polinizada por una abeja en plena primavera

 

La teoría de la evolución

Significa una gran revolución en la forma de ver al mundo y en la comprensión en el origen de la diversidad actual de formas y estructuras de las plantas y los animales. Señala que la actual diversidad de especies es el resultado de millones de años de selección natural. Va quedar demostrados que:

  • Las especies están relacionadas entre ellas porque tienen un antepasado en común.
  • Los organismos evolucionan, es decir acumulan cambios que aparecen al azar. 
  • Si estos cambios significan una ventaja se fijarán y se mantendrán en las siguientes generaciones.
 
El Origen de las Especies tiene 5 premisas:
  1. Los organismos provienen de organismos similares a ellos; hay cierta estabilidad en el proceso de la reproducción.
  2. En la mayoría de las especies, el número de descendientes que sobreviven y se reproducen en cada generación es menor que el número inicial de descendientes.
  3. En cualquier población existen variaciones entre individuos y algunas de estas variaciones heredables.
  4. El número de individuos que sobreviva y se reproduzca dependerá de la interacción entre las variaciones heredables individuales y el ambiente. Algunas variaciones capacitan a ciertos individuos para vivir más tiempo y dejar mayor descendencia que otros en un ambiente determinado. Darwin llamó a estas variaciones «favorables» y sostuvo que éstas tendían a ser cada vez más frecuentes de una generación a la otra.
  5. Dado un tiempo suficiente, la selección natural, actuando sobre dos poblaciones de organismos de una misma especie, puede producir una acumulación de cambios tal que estas poblaciones terminen constituyendo dos especies diferentes.

 

Fuente:

Wikipedia, Invitación a la Biología / Elena Curtis (sexta edición en español) Editorial Médica Panamericana 2010, Jardin Botánico Marimurtra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *