Aptenia cordifolia, ideal como tapizante o cubresuelos

La Aptenia cordifolia sinónimo de Mesembryanthemum cordifolium es una planta suculenta, perenne de hábito rastrero que también puede ser utilizada en cestas colgantes. Prácticamente no requiere mantenimiento ni cuidados. Es una especie muy adecuada para utilizarla como planta tapizante o cubresuelos en jardines de rocallas, xerófilos y de bajo mantenimiento. Se puede cultivar junto a otras plantas combinando contrastes de texturas, formas y diferentes tonalidades de verdes junto a otras crasas y cactus

  • Familia: Aizoáceas.
  • Género: Aptenia, género de plantas suculentas, perennes y de rápido crecimiento, con tallos rastreros y abundantemente ramificados. 
  • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas.
  • Origen: nativa de Sudáfrica.
  • Magnitud: altura hasta unos 5 metros y una extensión indefinida. De rápido crecimiento y abundante desarrollo.
  • Follaje: perenne con largos y suculentos tallos. Hojas ovaladas o acorazonadas, carnosas, lisas y de color verde brillante. 
  • Floración: produce pequeñas flores solitarias, similares a las margaritas que van del color rosa al rojo purpúreo; durante el otoño, primavera y verano.
  • Exposición solar: pleno sol, media sombra ligera.
  • Clima: sensible a las heladas. Tº mínimas 7 ºC.
  • Suelo: arenosos, permeables y excelentemente drenados. No toleran encharcamientos, evitar excesos de riego. Muy poco o casi nulo el riego en invierno.
  • Riego: debido a sus hojas carnosas, como todas las plantas crasas o suculentas, requiere de un riego moderado y suspenderlo durante el invierno.
  • Multiplicación: se propaga mediante semillas o esquejes en primavera-verano.
  • Variedades: Aptenia cordifolia «Variegata», presenta los márgenes de color blanco. Aptenia cordifolia «Red Apple» presenta flores más grandes y de color rojo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *