Melocactus azureus

Melocactus azureus nativos de Brasil

Melocactus azureus en el jardín de cactus de César Manrique en Lanzarote-Islas Canarias.

  • Familia: Cactáceas.
  • Género: Melocactus, género compuesto por alrededor de unas 30 especies. Se caracterizan por ser esféricos, acostillados, no ramificados y por lo general no superan el metro de altura. Los tallos producen coronas lanudas. Todas las especies tienen en la parte superior del tallo un llamativo disco de densos pelos afelpados, el cefalio, de color carne. Nativos de América tropical.
  • Especie: Angiosperma,plantas con flores y frutos con semillas.
  • Origen: nativa del sudeste de Brasil, Bahía.
  • Magnitud: alcanza entre unos 15 y 50 centímetros de altura y un diámetro entre 15 y 20 centímetros.
  • Descripción: cactus de cuerpo esférico, de color verde grisáceo o azulado. Presenta entre 9 y 10 costillas triangulares. Las espinas son de color negro, rojo o gris. El cefalio de hasta 12 centímetros de alto y 9 de diámetro, es una de las principales características de los cactus del género Melocactus. Es de color rojizo o blanco, es una estructura de lana colorida y brillosa que crece en ciertos cactus. Es una especie conocida por ser más dificultoso su cultivo en comparación con otros cactus. Posee un sistema radicular débil, por lo cual es aconsejable realizar pocos trasplantes y al hacerlo es probable que tarde en estabilizarse.
  • Floración: al alcanzar su tamaño de floración entre unos 15 centímetros de alto los tallos producen el cefalio, del cual se producirán los capullos florales. Florece en verano, flores de color magenta a rosa en forma de embudo.
  • Fruto: produce frutos alargados de color rojo, rosa o blanco.
  • Exposición solar: pleno sol. Tienden a tomar tonos más bronces con mucha intensidad solar.
  • Clima: cálido. Es sensible a las heladas, Tº mínima de 11 a 15 ªC. No tolera las heladas. En zonas de clima frío cultivarla en interiores muy iluminados o en invernaderos.
  • Suelo: excelentemente bien drenado, arenosos, sueltos y muy permeables. Evitar encharcamientos y suelos pantanosos, ya que sus raíces pueden pudrirse. Nunca regar antes de que el suelo esté bien seco. En zonas de clima frío no regar durante el invierno. Suelos para cactus y crasas.
  • Multiplicación: mediante semillas en primavera.
  • Usos y valoración ornamental: ideales para cultivar en jardines de bajo mantenimiento, jardines xerófilos, de difícil o poco acceso. Para zonas áridas. En jardines con heladas, mantenerlo en el interior durante el otoño-invierno en lugar muy luminoso y protegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *