Forsythia x intermedia-Forsythia

 

[v_icon color=»#444444″ size=»15px» target=»_blank» name=»moon-camera-2″] Forsythia en los Jardines de Aranjuez

 

  • Familia: Oleáceas.
  • Género: Forsythia, género compuesto por 7 especies de arbustos procedentes de China y Japón, introducidas en Occidente durante el siglo XX. Son muy apreciadas en la jardinería por la abundante y llamativa floración de color amarillo, que aparecen antes que broten sus hojas; sobre sus ramas desnudas, a comienzos de la primavera.
  • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas.
  • Origen: nativas del este de Asia.
  • Magnitud: de 2° magnitud, puede llegar a una 1°, alcanzando una altura entre 2,5 y 3 metros. De porte arqueado o extendido.
  • Follaje: caduco. Hojas lanceoladas de color verde oscuro.
  • Floración: especie proterante (da primero las flores que sus hojas). Abundante, a comienzos de la primavera da su espectacular floración los grupos de flores amarillas doradas que cubren sus ramaje desnudo. Las flores adornan toda la rama.
  • Exposición solar: pleno sol, media sombra ligera.
  • Clima: resisten plenamente las heladas. Requieren de temperatura invernales para florecer. Ocasionalmente florecen en climas cálidos.
  • Suelo: bien drenado y rico en materia orgánica, aunque no es esencial un sustrato rico pero el abono y compost estimulan su desarrollo y crecimiento.
  • Multiplicación: se multiplican por esquejes de madera tierna a comienzos del verano o mediante esquejes de madera dura en otoño e invierno.
  • Poda: debe realizarse la poda post- floración, inmediatamente; evitar podas desmesuradas, preferiblemente solo las ramas con flores marchitas. Cada 2 ó 3 años, es recomendable podar algunas de las ramas más viejas.
  • Usos y valor ornamental: su espectacular floración, sobre las ramas desnudas, es su principal interés y la convierte en una especie sumamente atractiva, cuando recién están empezando a florecer otras plantas. Como especie única-destacada, en setos y macizos. Para generar contrastes de arbustos. En grandes macizos de la misma especie, es de la manera que más se luce, brindándonos manchas amarillas a principios de la primavera, no pasa en absoluto por desapercibida. Se pueden cultivar en contenedores, sobre todo quedan muy bien los cultivares bajos y compactos.
  • Variedades: F. ovata, F. suspensa, F. viridissima.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *