Parrotia persica, Árbol del hierro

 

    • Familia: Hamamelidáceas.
    • Género: Parrotia, género que incluye una sola especie de árbol caduco.
    • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas.
    • Origen: nativo de los bosques al sur del mar Caspio en el norte de Irán, es una especie endémica en los Montes Elburz (cordillera al norte de Irán); fue introducido en Europa en el siglo XIX.
    • Magnitud: alcanza entre 12  y 14 metros de altura y de diámetro en la naturaleza, aunque en un jardín privado, generalmente, no supera los 8 metros. Es una vigorosa especie, muy ramificada y longeva; puede llegar a vivir 200 años.
    • Copa: de porte extendido.
    • Follaje: caduco. Posee abundantes hojas alargadas y con margen ondulado, que viran hacia unos atractivos colores otoñales en la gama de los amarillos, naranjas y rojo carmesí, antes de perder el follaje.
    • Color: verde. Colores otoñales.
    • Floración: sus flores carecen de pétalos y tienen 4 sépalos; si bien es resistente, con fuertes y prolongadas heladas, sus yemas florales pueden verse perjudicadas. Sus flores son pequeñas de color rojo, aparecen a finales del invierno y/o a comienzos de la primavera.
    • Fruto: es una cápsula que contiene dos semillas.
    • Tronco: corto. Corteza: descamada, de color castaño rosada.
    • Suelos: fértiles, bien drenados y húmedos.
    • Clima: resistente; puede tolerar hasta los –15 ºC.
    • Multiplicación: se multiplica mediante esquejes de madera tierna obtenidos en verano, o por semillas en otoño.
    • Usos y valor ornamental: se utiliza como árbol ornamental por sus atractivos colores otoñales y su tronco también posee valor ornamental. Es recomendable antes de pensar en plantarla, analizar bien el lugar y la superficie, ya que es una especie muy vigorosa, por lo que requiere un importante y destacado lugar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.