Plantas insectívoras, mecanismos de captura

Dionaea muscipula, la Atrapamoscas

Las plantas insectívoras o carnívoras en vez de tomar el nitrógeno (N) del suelo lo toman de sus presas, los insectos. Para esto, dichas plantas, emplean diferentes tácticas a través de sus particulares mecanismos de capturar para atrapar a insectos y artrópodos.

Mecanismos de captura:
  • Mecanismos pasivos: no requieren movimiento de la planta, por lo que gastan menos energía. Géneros como Nephentes -con trampas en forma de botellas- o Sarracenia -en forma de tubos rastreros o levantados del suelo- poseen estos mecanismos.
Atraen a sus presas con llamativos colores, formas, olores y azúcares fabricados por la propia planta. El borde de la entrada de la trampa está impregnado de una sustancia resbaladiza. El insecto, se posa, resbala y cae al interior; donde se ahoga en el agua de lluvia acumulada. Algunas de estas especies, además, poseen pelos sensibles que detectan la entrada del insecto. Segregan enzimas digestivas y ácidos que disuelven sus parte blandas (digestión).
  • Mecanismos semiactivos: especies que tienen una cierta capacidad de movimiento. Es el caso de los géneros como Drosera o Pinguicula.
Las Droseras poseen unos pelitos con glándulas terminales, que segregan una sustancia pegajosa; el movimiento del insecto por liberarse, no hace más que adherirlo cada vez más a los pelitos. De a poco las hojas se van doblando o enrollando hasta empaquetar a la presa.

  • Mecanismos activos: realizan movimientos rápidos para atrapar a sus presas, con un mayor gasto de energía por parte de la planta. Una de las plantas más populares entre las carnívoras pertenecen al género Dionaea, las cuales poseen estos mecanismos, siendo la más representativa del género la Dionaea muscipula, más conocida como “Venus Atrapamoscas”.
Poseen hojas modificada a modo de párpados; su interior es de colores llamativos para atraer a los insectos y suelen tener de 2 a 3 pelitos sensibles, que al ser estimulados, provoca el cierre de la trampa con un movimiento rápido. Los pelos externos -parecidos a pestañas- también son detectores, si el animal es demasiado grande la trampa no se cerrará. Tardan hasta unos 15 días en digerir un solo insecto.

Para mayor info sobre este grupo de plantas te recomendamos.

Las plantas insectívoras, principales características.

Cómo cuidar las plantas insectívoras-carnívoras.


Fuente: Real Jardín Botánico de Madrid. Asociación Internacional de plantas carnívoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *