Bulbos de verano, se plantan en primavera

 Dahlia Franz Kafka Pompón, detalle de flor

 

Las herbáceas bulbosas son plantas con una floración sumamente atractiva y en algunos casos hasta imponente. Poseen floraciones estacionales, según cada variedad florecen en diferentes estaciones del año.

Por este motivo, generalmente se las suele clasificar, según su período de floración:

  • Bulbos que florecen en el Verano:se plantan a comienzos de la primavera, es el caso de las Dahlias.
  • Bulbos que florecen en el Otoño: se plantan en el verano, la flor del azafrán, el Crocus sativus.
  • Bulbos que florecen en la Primavera: se plantan durante el otoño, preferentemente antes que empiecen los primeros frios y el suelo aún esté cálido, como son los Narcisos y Tulipanes.

A la hora de plantar los bulbos es recomendable preparar y acondicionar muy bien el suelo -de canteros, macizos o jardineras- aportando harina de hueso (fertilizante orgánico de liberación lenta para incentivar la floración), arena o perlita (sustratos inorgánicos) para proporcionar suelos permeable, siendo una de las principales necesidades de cultivo que requieren, junto con un excelente drenaje para evitar acumulación de agua, debido a qué los bulbos son muy vulnerables a la pudrición por un exceso de riego y humedad. Además del aporte de algún sustrato orgánico como el humus, turba o una capa de abono en el momento de la plantación.

En épocas de reposo, es conveniente, evitar los riegos.

Realizar la técnica de acolchado o mulching, es muy aconsejable, una vez plantados los bulbos, para así mantener a éstos protegidos de las bajas temperaturas, de las heladas y excesos de humedad. Esta técnica es válida tanto para cultivar directamente en tierra como en macetas.

En el caso de plantar los bulbos en macetas, es conveniente, no dejarlas expuestas a las bajas Tº y heladas, manteniéndolas hasta que empiecen a salir los primeros brotes, en lugares resguardadas frescos, secos y oscuros.

Los bulbos que florecen en verano se plantan durante la primavera, en el hemisferio norte, durante los meses de febrero y mayo. En el hemisferio sur desde finales de agosto hasta noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *