La araña roja en las plantas

la arañuela roja diminutos puntos rojos q se mueven en el envés de la hoja
Share

 

La arañuela roja, diminutos puntos rojos que se mueven, en el envés de la hoja

 

 
La araña o arañuela roja pertenece a la clase de los arácnidos. Forma parte de los artrópodos, animales invertebrados, tienen el cuerpo recubierto por un exoesqueleto y apéndices articulados. Dentro de los artrópodos están: los insectos (6 patas), crustáceos (10 patas), miriápodos-ciempiés (12 patas) y los arácnidos (8 patas).

 

A simple vista parecen diminutos puntos rojos, en movimiento, que se encuentran en el envés de las hojas. Pero si se los observa con una lupa o microscopio se pueden ver pequeñas arañas compuestas por un cuerpo ovalado con púas y cuatro pares de patas. Poseen un aparato bucal “picador”, se introducen en los tejidos vegetales, absorbiendo sustancias nutritivas e inyectando toxinas. Otros ejemplos de picadores son: cochinillas, pulgones, moscas blancas y chinches.

 

Tienen una metamorfosis completa: huevo-oruga o larva-pupa o crisálida-adulto o imago. Con varias generaciones anuales y una gran capacidad de proliferación. En primavera las hembras, ponen los huevos (pequeños y traslúcidos de color crema). Se reproducen de forma explosiva con clima cálido y viven en colonias en el lado inferior de las hojas, donde producen una delgada tela de araña de color bronce.

Se ven favorecidas con las altas temperaturas, en ambientes secos con baja humedad y en situaciones de polvo ambiental. Las especies que se encuentren o sufren de estrés hídrico, también son susceptibles al ataque de ácaros. Su control es más difícil si no se aumenta la humedad ambiental.

La especie más habitual que ataca a las plantas ornamentales es la Tetranychus urticae, la araña roja común.

 

Daños que ocasionan los ácaros:

Inyectan toxinas y succiona con su saliva los jugos vegetales

Provocan el enrulamiento en las hojas y clorosis.

Hojas de color bronceado en la cara superior.

Colonias de ácaros en la cara inferior.

Atacan cualquier parte de la planta.

Si el ataque es muy fuerte, provoca pérdida del follaje, defoliación.

 

Control ecológico y natural contra los ácaros:

De forma natural y ecológica la araña roja, se controla con: azufre en polvo, alcohol de ajo, pelitre, infusión de cola de caballo y jabón de potasio o potásico.

Como control cultural se pueden aplicar chorros y presiones de agua.

 

  Los ácaros se combaten químicamente con acaricidas que contengan el principio activo (p.a.) Dicofol o Vertimec. 

 

Es muy importante aplicar el producto adecuado en tiempo y forma, siguiendo las instrucciones del fabricante, respetando las dosis y efectuar una aplicación uniforme sobre toda la planta afectada, y no intoxicarla, volver aplicar según indicaciones en el prospecto para no generar una resistencia (este caso se da cuando una plaga dejar de ser susceptible a un producto por el cual era controlado anteriormente).

 

Los productos químicos actúan de una manera más rápida en comparación a los orgánicos, aunque no hay que abusar del uso.
 
En lo que se refiere a hortalizasplantas aromáticas y todo tipo de plantas que se vayan a ingerir como los frutos de los árboles frutales, es imprescindible leer atentamente el período de carencia como todas las instrucciones del fabricante y sumo cuidado a la hora de su aplicación. Preferentemente durante el día, evitando días ventosos.
 
Los tratamientos caseros, naturales y ecológicos, requieren de una aplicación perseverante, constante y diaria, mediante un tratamiento más extenso para poder combatir las plagas.
 
Considerando que son naturales, requieren de paciencia y tiempo, acompañado de una aplicación integral y homogénea en toda la planta afectada, ya que no se trata de fitoterápicos sistémicos, los cuales ingresan en la planta, penetrando en la cutícula del vegetal y ejercen su grado de toxicidad en diferentes lugares de la planta.

Este tipo de tratamientos son los que se utilizan en los huertos orgánicos, los cuales deben estar libres de fertilizantes químicos y de fitoterápicos. 

Cabe destacar que este tipo de tratamientos, para que surjan efecto y se hagan visibles sus cualidades curativas, es muy importante la persistencia en la aplicación y hacerlo durante 3 días seguidos y luego repetir el tratamiento, idealmente durante un mes.

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Mosaicos · Interiorismo · Deco

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor

Albert Camus

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com