Vicia faba, el cultivo de las habas en el huerto

Vicia faba, las habas en el huerto

 

Vicia faba, las habas en el huerto

 

  • Familia: Leguminosas, esta familia de hortalizas es una de las más completas a nivel nutricional y de las que proporcionan más proteínas vegetales que cualquier otra. Componen esta familia botánica: las habas, las judías verdes o chauchas, las judías pintas, los judiones, los guisantes-arvejas, habas de soja y cacahuetes. El cultivo de estas hortalizas, poseen nódulos en sus raíces cuyas bacterias fijan el N -nitrógeno- en el suelo.
  • Género: Vicia, género compuesto por unas 40 especies de plantas anuales y perennes que crecen de forma silvestre en las regiones templadas del hemisferio norte, en América del Sur y en África oriental.
  • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con las semillas.
  • Origen: nativas de Asia occidental.
  • Descripción: la planta del haba es una planta anual, de hábito erecto, no posee zarcillos, por lo que no requiere de soporte para desarrollarse. Produce una gran cantidad de semillas grandes y tiernas cuando aún no han madurado y de color verde, blanco y algunas veces pero las menos de color carmesí. Se pueden consumir de diferentes formas: frescas o cocidas, pudiéndose dejar secar para su consumo en el invierno. Existen variedades que se cultivan como forraje -rico en vitaminas- para el alimento de los animales; las semillas son más pequeñas y blancas.
  • Magnitud: alcanza una altura de 0,75 cm., con tallos gruesos.
  • Follaje: verde grisáceo. Las habas como las judías, suelen irse en vicio, esto se debe a un exceso de N -nitrógeno- en el suelo. En este caso se le puede aplicar el tratamiento en día de fruto -según el calendario biodinámico- con un preparado a base de manzanilla.
  • Floración: produce flores blancas con una mancha central negruzca, en las axilas foliares superiores y van seguidas por grandes vainas vellosas y de color verde, de hasta unos 0,60 cm. de longitud. Algunos cultivares producen flores rojas.
  • Exposición solar: pleno sol.
  • Clima: prefieren clima cálido. Se desarrollan mejor por debajo de los 15 ºC. Algunos cultivares son resistentes a las heladas y toleran hasta – 10 ºC. En cuanto al clima tienen un comportamiento similar a sus parientes, los guisantes-arvejas, siendo más resistentes que éstos. Si se encuentran expuestas a una zona de vientos, es conveniente colocarle algunos tutores o estacas, en los extremos de las hileras.
  • Suelo: requieren de un buen drenaje, ricos en compost e incluso algo arcillosos. Evitar suelos con exceso de acidez. El PH ideal es de 6,5. El cultivo de las Leguminosas ayudan a mejorar el suelo y fijan el N -nitrógeno-.
  • Multiplicación: se multiplica mediante semillas a finales del inverno, en otoño o principios de la primavera, según el clima de la zona. En zonas con heladas intensas es conveniente realizar la siembra a comienzos de la primavera o en invernaderos y posteriormente trasplantar cuando el tiempo sea más favorable. Las semillas germinan a bajas Tº. Se siembran de 3 a 5 semillas por m2, a una profundidad del doble de su tamaño, a una distancia de 10 cm. de separación, en hileras con una separación de 15 cm. La productividad de las habas es entre 20 y 60 kg por 10 m2. La siembra (semillas) es recomendable realizarla por las mañanas y las plantaciones (plántulas) por la tardecita, cuando baja el sol.
  • Rotación de cultivos: el principio básico de la rotación de cultivos es que se sucedan cultivos que tengan: interés vegetativo, familias botánicas y necesidades nutritivas distintas para que tomen en forma equilibrada los elementos nutritivos del suelo sin necesidad de agotarlos. No se rotan plantas de la misma familia. Es decir si he cultivado una habas el próximo año, cultivaré unas hortalizas que no pertenezcan a la familia de las Leguminosas.

 

El principio de rotación en el huerto es el siguiente:

 

 Plantas de fruto (ej.: tomate) – Plantas de hoja (ej.: lechuga) – Plantas de raíz (ej.: zanahoria) – Plantas de flor (ej.: haba) – Plantas de fruto (ej.: pimiento) y así sucesivamente.

 

  • Plagas & Enfermedades: entre las plagas y enfermedades que más afectan al cultivo de las habas, son: la roya de las habas, los pulgones, la mosca negra, el mildiu de las habas, el gorgojo del guisante y la judía y el moteado (pequeñas manchas de color marrrón).
  • Período de cosecha: las habas se pueden recoger en 12-16 semanas y las siembras del invierno entre las 28-35 semanas. Para secarlas y conservarlas, en ambientes frescos y aireados. Las semillas de las habas, bien almacenadas y secas, pueden durar hasta unos 10 años. Una vez secas del todo se extraen las semillas y se conservan.
  • Variedades: entre los cultivares más conocidos se encuentran: “Early Long Pod”, “Green Windsor”, “Red Epicure” y “Aquadulce Claudia”, éste último se diferencia por ser resistente a las heladas.

 

 

Bibliografía: Geoff Burnie, Sue Forrester, Denise Greig (2003). Botánica, Guía Ilustrada de Plantas. Ed. Könemann. The Royal Horticultural Society (2010). Enciclopedia de la Propagación de Plantas. John Seymour (1991). El Horticultor Autosuficiente. Ed. Blume.

Artículos Relacionados

3 Comentarios

  1. M. R 28 agosto 2016 at 04:09 - 

    Me parece estupenda la información,al menos lo que yo queria consulta, gracias

  2. P&J 28 agosto 2016 at 11:36 - 

    Hola,
    Muchas gracias por interesarte en nuestro blog de Plantas & Jardín!
    Nos alegra te haya resultado útil la info sobre el cultivo de las habas.
    Un cálido saludo y feliz domingo!

    Plantas & Jardín

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Casa&Jardín DECO

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la Primavera

Pablo Neruda

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com