La Tulipomanía

Tulipanes rojos y amarillos en la Promenade Plantée

 

Tulipanes rojos y amarillos en la Promenade Plantée

 

En el año 1594 florecía el primer tulipán en el Hortus Botanicus, el jardín medicinal de la Universidad de la ciudad holandesa de Leiden, a cargo profesor Carolus Clusius, un reconocido y prestigioso botánico del siglo XVI.

 

Carolus Clusius había recibido los apreciados y exóticos bulbos de tulipán, a través del embajador del Imperio de Habsburgo en Constantinopla.

El profesor Clusius desarrolló un sistema de clasificación de las diferentes épocas de floraciones de los tulipanes, desde comienzos, mediados y finales de la primavera.

 

Los productores de herbáceas bulbosas, habían intentado comprarle los bulbos de tulipanes al profesor, al negarse, éstos fueron robados de la colección del jardín botánico. Y así es cómo se da comienzo y se inicia el próspero comercio y la producción a gran escala de los deseados y elegantes Tulipanes, a comienzos de lo que sería el Siglo o Edad de Oro holandés (s. XVII), período en el cual el país se transformó en una potencia y en el que florecieron el comercio, la ciencia y la cultura. (1)

Durante la Tulipomanía, el tulipán se solía representar en Flora, la diosa romana de las flores.

Los bulbos de tulipanes no solo se convirtieron en una exclusiva flor, altamente demanda por ricos y aristócratas, sino además en un producto de especulación sin límites entre los comerciantes. De manera que su precio fue aumentando progresivamente hacia números irrisorios.

Algunos bulbos llegaron a valer literalmente su peso en oro. Algunas fuentes citan precios de hasta 4.000 florines por bulbo, equivalente a 20 veces el salario anual de un trabajador. Uno de los valores más altos pagados por un bulbo fue del “Semper Augustus” llegó a 13.000 florines, monto por el cual se podía comprar una casa en uno de los canales de Ámsterdam.

Los Tulipanes son oriundos de Asia Central, de Tien Shan occidental y la cordillera de Alai en Pamir.

La demanda del mercado fue tal, que se vendían por encargo antes de tener los bulbos, a tal punto que llegó un momento que no se pudo satisfacer la demanda y traería como consecuencia la bancarrota de comerciantes y especuladores, y el fín de la Tulipomanía.

En el siglo XVIII el bulbo de jacinto desplaza al codiciado tulipán.

 

Nota: Durante varios siglos los cultivadores han hecho muchos esfuerzos en lograr cultivar del tulipán negro, sin lograrlo. Especialistas opinan que es casi imposible. Solo se ha logrado cultivar tulipanes de un color violeta muy oscuro.

 

 

Fuente: Libro, Tulipanes de Holanda; Kooijmam Souvenirs & Gifts bv 2004. (1) Wikipedia.

Artículos Relacionados

2 Comentarios

  1. vanesa 3 mayo 2013 at 09:02 - 

    Que artículo tan interesante!! Felicitaciones!!

  2. P&J 3 mayo 2013 at 12:08 - 

    Muchas gracias Vane, por tu comentario!

    Feliz viernes :)

    Plantas & Jardín

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Casa&Jardín DECO

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la Primavera

Pablo Neruda

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com