Villa d’Este, obra maestra de los jardines italianos

La fuente del Organo con una cascada naturalista con juegos de agua y estanques

 

La fuente del Órgano con una cascada naturalista con juegos de agua y estanques

 

La Villa d’Este ha sido incluída en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 
Ubicación geográfica: ubicada en las afueras de Roma, en la antigua Tibur, actual Tívoli. Es una ciudad del Lacio -provincia de Roma- construída en el siglo IX a.C. En la histórica ciudad de Tívoli se encuentra, además, una de las más antiguas e importantes villas romanas y famoso complejo arqueológico romano, la Villa Adriana. Los restos arqueológicos de varias villas de la época republicana e imperial, acreditan a la ciudad de Tívoli, como lugar favorito tanto por la aristocracia romana como por los emperadores.

Estilo: jardines manieristas. El Manierismo es una etapa intermedia entre el Renacimiento y el Barroco.

Un poco de Historia: el Cardenal Ippolito II d’Este -hijo de Lucrecia Borgia y Alfonso I d’Este, y sobrino del papa Alejandro VI, pariente de Francisco I de Francia- después de un fallido intento por el papado, trajo de vuelta el esplendor y la fastuosidad de las cortes Ferrara (norte de Italia), Roma y Fontainebleau (al sudeste de París); y revivió la magnificencia de la Villa Adriana. Gobernador de Tívoli desde 1550 encomendó, al reconocido arquitecto y paisajista napolitano, Pirro Logorio, investigar y excavar en la Villa Adriana, en busca de estatuas y preciosos mármoles para decorar la Villa d’Este. El concepto concebido por el Cardenal era realizar un estilo de jardín colgante, en el declive derrumbado debajo del palacete, conocido como el Valle Gozante. En donde había casas, viñedos, iglesias y bosque; comenzando simultáneamente el programa de remodelación de la tradicional residencia de los gobernadores de Tívoli.
En el año 1605, el Cardenal Alessandro d’Este, realizó una gran renovación y restauración, tanto en el diseño de los jardines, como también, incorporando nuevas decoraciones en las fuentes.
Durante el siglo XVIII la villa -propiedad de la Casa de Habsburgo- entró en un largo período de dejadez y abandono.
A mediados del siglo XIX paso a manos del Cardenal Gustav von Hohenlohe, quién devolvería el prestigio obtenido en épocas anteriores. Entre los años 1867-1882, la Villa d’Este se convertiría nuevamente en un punto de referencia cultural. 
Con la 1º guerra mundial, la Villa d’Este pasó a ser propiedad del estado italiano. Durante el año 1920 fue restaurada y abierta al público. Posteriormente a la 2º guerra mundial, se llevó a cabo otra gran restauración.

Características: la Villa d’Este es la más importante de las villas de su época en lo que se refiere al manejo del agua. Las terrazas poseen una importante concentración de complejas fuentes y juegos de agua. Los jardines, de diseño geométrico, están organizados en terrazas de sucesivos niveles. Se desciende desde la Terraza principal -la cual está comunicada con el palacio por una galería de doble escalinata, desde donde se pueden apreciar de las mejores vistas panorámicas- hacia los jardines, mediante pequeños caminos, junto a una exhuberante y variada vegetación. La mitología y sofisticados elementos son protagonistas de estos jardines, como el travertino -la piedra de Tívoli (caliza y porosa)-, los rústicos tártaros (lugar que simboliza el infierno o el inframundo en la mitología griega), para crear templos de ninfas, grutas artificiales, juegos de agua y música hidráulica; dan forma a esta singular y espléndida Villa del Manierismo.
 

Principales Fuentes de Villa d’Este:

La Rometta: construída entre 1567-70 por Curcio Maccarone sobre un proyecto de Pirro Ligorio. Es una evocación a la antigua ciudad de Roma con sus principales monumentos y ubicada en dirección a ésta. Aquí podemos ver una barca -representa la Iglesia romana- transportando un obelisco, en alusión a su máxima autoridad. En este espacio se encuentran las estatuasa de Roma victoriosa y la loba amamantando los mellizos. A la izquierda una montaña artificial y su cascada, donde se encuentran las estatuas del dios fluvial Aniene y en la otra gruta los Apeninos.

Las Cien Fuentes: construída e ideada por Pirro Ligorio, entre 1565-71. La fuente representa el antiguo curso de los ríos tiburtinos, Albúneo, Herculano y Aniene. El agua brota desde 3 extensos canales paralelos, dispuestos en 3 niveles diferentes, que forman un único juego hidraúlico. Se sitúa a lo largo de un paseo rectilíneo, que desde la Rometta lleva a la Fuente del Oval. Decorada con esculturas de las águilas (símbolo heráldico de la Casa d’Este) y Lirios de Francia (que se repiten una y otra vez en toda la villa), obeliscos y naves; emblemáticos y tradicionales símbolos del Cardenal. Hoy en día, no se puede apreciar el refinamiento y el arte plasmado en esta gran obra. Originalmente está ornamentada con una serie de recuadros de estuco, con escenas inspiradas a la Metamorfosis de Ovidio, mosaicos con representaciones de monstruos marinos e íntegras esculturas.

Fuente del Oval o Fuente de Tívoli: construída por Curcio Maccarone, entre 1564-70, sobre un proyecto de Pirro Ligorio; y considerada como el teatro de agua más espectacular de la Villa. Detrás de la gran fuente, denominada así por su particular forma, hay una exedra con aracos y nichos donde 10 ninfas de piedar toba sostienes jarrones desde los cuales salen chorros de agua, en las arcadas, chorrillos de agua en abanico salen de unas vasijas desde una gran pila precipita la casacada, donde se elevan chorros de agua en forma de la flor de lis. La Fuente Oval forma parte de un complejo programa iconológico, diseñado por Pirro Ligorio, que incluye las Cien Fuentes y la Rometta. Este sistema alude metafóricamente a la naturaleza física del territorio de la zona.

Fuente del Órgano: construída sobre el proyecto de Pirro Ligorio, se comenzó en el 1568. La fuente es famosa por el órgano hidraúlico, el primero construído en época moderna y totalmente automático, obra de los fontaneros franceses Luc Leclerc y Claude Venard. En el centro se abre un ábside, cuatro telamones colosales, recuadros de estucos multicolores que reproducen escenas mitológicas con Orfeo, Marsia y Apolo, entre los ppales. La fachada está ornamentada con motivos heráldicos, flores, sirenas, victorias aladas y conchas marinas. Bajo el ábside se encuentra una obra construída posteriormente por Bernini, destinada a contener el Órgano hidráulico.

Estanques y Fuente de Neptuno: debajo de la Fuente del Órgano, Bernini -1661- construyó una cascada naturalista, casi perdida por completo. En el 1927, la restauración de Atilio Rossi, trajo consigo la creación de la Fuente de Neptuno, con sus juegos de agua. Posee doce chorrillos de agua, distribuídos en escalera.

Fuente de los Dragones o de la Girándula: ubicada estratégicamente, en el corazón del jardín, la cual permite una vista en perspectiva central de la Villa. Formada por un grupo de cuatro dragones alados con la boca abierta para asustar a quiénes los miracen. La fuente fue idea y creación de Pirro Ligorio en el 1572.

Fuente de la Lechuza: construída entre 1565-69 por Giovanni del Luca y ejecutada por Rafael Sangalo. Posee un complicado mecanismo y diferentes caídas de chorros de agua, aparecían sobre las ramas de bronce que cruzaban en los nichos de la fuente, bandadas de pájaros metálicos que emitían diferentes sonidos y eran interrumpidos al aparece la lechuza. En la actualidad, solamente quedan los recuerdos registrados por los escritores de la época, sorprendidos por el novedoso y sorprendente juguete hidráulico. Sobre la cúpula, se eleva el águila de la Casa d’Este, flanqueado por los Lirios de Francia.

Fuente de Proserpina: construída entre 1569-70 por Alberto Galvani. La fuente está compuesta por un ninfeo central con un conjunto de cuatro columnas salomónicas, inspiradas en la basílica vaticana. Posteriormente en el 1640 se incorporó el grupo escultrual donde se representa el mito del rapto de Proserpina en el Averno por Plutón.

 

 

Cómo llegar a la Villa d’Este…?

Se puede llegar en transporte público. En autobús desde la estación de metro Ponte di Mammolo salen los autobuses COTRAL que hacen la ruta Roma-Tívoli, cada unos 40 minutos aproximadamente y tarda otros 40 minutos en llegar. El coste del billete es de 4€ ida y vuelta. El autobús te deja en el centro de Tívoli, a unos pocos metros del ingreso a la Villa d’Este.

La entrada a la Villa d’Este es paga, cuesta 8€.

Para mayor info: Web oficial de Villa d’Este-Tivoli

 

Fuente: Libro Villa d’Este. Editorial: Lozzi Roma. Libro Villa d’Este De Luca Editori d’Arte.
 

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Casa&Jardín DECO

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la Primavera

Pablo Neruda

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com