El heliotropismo en las plantas

 

[v_icon color=»#444444″ size=»15px» target=»_blank» name=»moon-camera-2″] Girasol-Helianthus annuus florecido en verano

 

En botánica se denomina heliotropismo a las plantas que poseen la capacidad de orientar sus órganos (hojas, tallos y flores) en dirección perpendicular o paralelos a los rayos del sol.
 
El caso más conocido es del Helianthus annuus, el Girasol, el cual va girando sus atractivas y hermosas cabezuelas florales en el sentido del sol, de este a oeste, y en la puesta del sol vuelven las hojas en sentido horizontal y a reorientarse antes del amanecer para volver a comenzar el ciclo solar del día siguiente.
El seguimiento solar se da solamente en los días claros, de sol, en los días nublados no se realiza.
 

Heliotropismo es la atracción de ciertas plantas hacia el sol

 

Otras especies heliotrópicas son: la alfalfa, la soja, el garbanzo, la caléndula, el algodón, el Ranunculus adoneus y otras especies silvestres de la familia de las Malváceas.

 

El movimiento realizado es por la presencia de un grupo de células motores denominadas pulvinus, que se encuentran por debajo de la flor.
 

Las plantas que poseen movimientos heliotrópicos pueden:

 

  • Aumentar la intercepción de radiación.
  • Mejorar la fotosíntesis.
  • Aumentar la tasa de crecimiento de las respectivas plantas.

 
Fuente: Wikipedia. Plant Life

4 comentarios de “El heliotropismo en las plantas

  1. Miriam Zulma dice:

    Me gusta volver a refrescar conocimientos y más cuando una amiga lanza el desafío de hacerlos buscar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *