La Aireación en el césped del Jardín

la aireación en el césped, un trabajo de mantenimiento necesario en nuestro jardín.

 

la aireación en el césped, un trabajo de mantenimiento necesario en nuestro jardín

 

El alto tránsito en la carpeta cespitosa, tiene como consecuencia la progresiva compactación del suelo.
Este es un claro ejemplo, que ocurre en los estadios después de un masivo concierto. Para llevarlo a uno ejemplo más cotidiano, en nuestros queridos jardines, después de dar una fiesta, de un cumple o cualquier evento y asimismo en áreas concretas como en la zona de juegos o en caminos con el continuo ir y venir.

La aireación es una tarea que debemos incorporar al mantenimiento anual de nuestros jardines y en absoluto pasar por alto, en caso de aspirar a poder disfrutar de una buena carpeta de césped.
Es un arduo e importante trabajo que realmente vale la pena hacer el esfuerzo –físico- o la inversión –económica- ya que nos dará unos excelentes resultados en los meses venideros.

El objetivo de la aireación es recuperar la estructura del suelo compactado.

 

 

Cómo detectar la compactación en el suelo?

Se observa un menor tasa de crecimiento, en consecuencia:

    • Disponemos de menos cantidad de césped.
    • Disminución del color.
    • Césped raleado, pudiendo llegar hasta la total desaparición del mismo.

La disminución del crecimiento afecta al normal desarrollo radicular, impidiendo la correcta infiltración del agua necesaria.

 

En qué consiste la tarea de la aireación del césped?

La tarea de la aireación es muy simple. Consiste en crear o hacer unos pequeños agujeros u orificios de 5 a 20 cm., para que el aire y el agua puedan penetrar en el suelo.

Concretamente consiste en clavar en el suelo unas púas macizas o huecas, hasta una profundidad de unos 7 cm. aproximadamente.

Este trabajo favorece el intercambio gaseoso, tan necesario para el desarrollo radicular, como también, la penetración del agua en las raíces; tanto en verano como en invierno.

En verano si las raíces no pueden absorber el agua, se secarán y en invierno si el agua de lluvia no es absorbida, causará una inevitable inundación con consecuencias graves para la superficie de la carpeta de césped, como los efectos del musgo y del fieltro.

 

La aireación se puede hacer de 2 maneras:
  1. Manual, con una horquilla de jardín maciza o hueca. Muy adecuado para jardines pequeños. En el caso de ser una horquilla de púas huecas, luego hay que recolectar los tarugos y disponer de ellos.
  2. Máquinas para aireación con púas sólidas o de ruedas estrelladas; éstas realizan agujeros más profundos, cortando rizomas y estolones –las raíces- por lo que estimula el desarrollo de las mismas.

 

Cuándo y cuántas veces debo airear el césped?

El momento más idóneo es el comienzo del otoño. Con una vez al año, para jardines familiares, es suficiente.

 

Una vez terminada la aireación, para completar el trabajo, es altamente recomendable realizar la tarea de:  Top dressing o Acondicionamiento del suelo.

 

Fuente: Manual de Material Vegetal II. Cátedra de Material Vegetal II ; carrera Diseño de Parques y Jardines. Téc. Floricultor Guillermo Grosso. Dr. D.G. Hessayon (1998). Césped, Manual de cultivo y conservación. Ed. Blume

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Casa&Jardín DECO

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la Primavera

Pablo Neruda

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com