Washingtonia robusta, Palma de abanico mexicana

Washingtonia robusta, la palmera de abanico mexicana

 

  • Familia: Arecaceae, antes Palmaceae.
  • Género: Washingtonia, género compuesto por dos especies de palmeras, oriundas de las regiones áridas del oeste de México, sur de California y Arizona. El género está dedicado a George Washington, primer presidente de Estados Unidos.
  • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas.
  • Origen: nativa del noroeste de México, sur de Sonora y baja California. Se encuentra de forma silvestre en el noroeste de México.
  • Magnitud: posee una altura de 24 mts. y puede llegar a superar los 30 metros, en condiciones favorables, y un diámetro de 30 centímetros. De crecimiento más rápido que la especie Washingtonia filifera e incluso es más alta.
  • Follaje: las hojas costapalmadas de 1 mt. de diámetro, forman una copa más compacta, pecíolo ligeramente marrón de 1metro de longitud y con espinas curvadas en los márgenes.
  • Inflorescencia: en verano aparecen diminutas flores de color crema a rosa, agrupadas en espádices largos y ramificados, hasta 3 mts. de longitud.
  • Fruto: es una drupa, de color pardo y aparecen en invierno-primavera.
  • Estípite: solitario, es más delgado y estilizado que la especie filífera y se va estrechando hacia arriba.
  • Exposición solar: pleno sol.
  • Clima: tiene menor rusticidad que la especie filífera. Apta para la humedad ambiental. Se desarrolla bien en una gama amplia de diferentes climas. Tolera temperaturas de hasta -5 ºC.
  • Suelo: no es exigente. Se adapta bien a arcillosos, compactos y húmedos. Preferentemente suelos fértiles y drenados. Resiste el trasplante.
  • Multiplicación: se multiplica por semillas, fáciles de germinar; requiere de aproximadamente 1 mes.
  • Usos: en grupos, alineaciones y en avenidas o paseos marítimos.
  • Nota: es muy difícil distinguirlas, a medida que van siendo más adultas, probablemente se noten mayor las diferencias, la Washingtonia robusta es más alta y de estípite más delgado, de mayor rusticidad en relación al suelo y tolera más los climas húmedos y la falta de agua que la Washingtonia filífera

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *