Phoenix dactylifera-Palma datilera-Palmera real

Phoenix dactylifera Palma datilera
  • Familia: Arecaceae,antes Palmaceae.
  • Género: Phoenix, género de palmeras perennes, oriundas de las regiones tropicales y subtropicales de Asia, África y las Islas Canarias, está compuesto por unas 17 especies muy diferentes. Cultivadas tanto por el interés ornamental, como también, debido a que son una importante fuente de alimentación -según las especies- poseen frutos comestibles, los dátiles, en la Phoenix dactylifera y de los cuales se obtiene el azúcar de palma.
  • Especie: Angiosperma, plantas con flores y frutos con semillas; dioica.
  • Origen: originaria del norte de África, ampliamente cultivada en Arabia hasta el Golfo Pérsico (donde conforman la característica vegetación de los oasis), distribuida desde las Islas Canarias-España, pasando por el norte de África, el sur de Asia hasta el extremo Oriente y en la parte meridional de Estados Unidos.
  • Magnitud: tiene una altura de 25 a 30 mts y un diámetro entre 12-15 metros.
  • Follaje: hojas pinnadas de color verde glauco o azulado de hasta 6 mts. de longitud, las superiores ascendentes y las inferiores recurvadas hacia el suelo con segmentos coriáceos, rígidos y punzantes.
Phoenix dactylifera Palma datilera

Phoenix dactylifera Palma datilera

  • Inflorescencia: muy ramificada, nacen de entre las hojas, las flores son de color crema o amarillas.
  • Fruto: es un dátil, oblongo, comestible de color amarilla a anaranjado. Los racimos de dátiles, pesan alrededor de 20 kg. Para que el fruto alcance la completa maduración, necesita alta exposición solar y temperaturas alrededor de 40°C y gran disponibilidad de agua.
  • Estípite: solitario, robusto, recto, cubierto por la base de las hojas caídas, de 35 a 50 cm. de diámetro, a diferencia de la canariensis que suele alcanzar el metro de diámetro. En su base, suele tener raíces adventicias, que da origen a hijuelos, los cuales se desarrollaran si no se los poda; esto generalmente se da en las zonas -como vemos en la foto Alicante- donde crecen y se desarrollan de manera espontánea.
  • Exposición solar: pleno sol, tolera media sombra, pero baja la calidad del desarrollo, sobre todo la de los frutos.
  • Clima: clima cálido con baja humedad en la época de maduración del fruto. La planta tolera hasta -5°C, en estado de reposo, pero necesita un promedio de 35°C para la óptima maduración de sus frutos. Tiene buen crecimiento en climas húmedos, pero bajará la calidad de sus frutos. Tolera bien el frío, aunque no es su clima preferido. Soporta la 1º líneas del mar.
  • Suelo: muy rústica, resiste todo tipo de suelo, siempre que tenga humedad y cercanía al mar. Prefiere rico en materia orgánica y bien drenado. Resiste el trasplante.
  • Multiplicación: se multiplica por semillas y germina en 2 meses aproximadamente.
  • Usos: asilada, en alineaciones, en grupo formando palmerales. Ideal para jardines junto al mar, zonas y áreas marítimas.
  • Nota: la Phoenix dactylifera es una palma frutera ya que da como fruto un dátil, el cual es comestible, con una pulpa muy sabrosa y dulce. De su fruto también se obtiene el azúcar de palma. Es la especie frutal que mayores diferencias climáticas soporta, pero también es muy exigente para un adecuado desarrollo y fructificación. La mayor concentración de palmeras se encuentra en la localidad española de Elche -Alicante -Valencia en el * El Palmeral.

Una de las principales diferencias entre la Phoenix canariensis y la Phoenix dactylifera, es que la dactylifera, tiene un tronco más angosto, hojas color más azuladas y el follaje tiene un crecimiento más vertical. Posee una tasa de crecimiento mayor que la canariensis y es común ver  hijos o retoños en la base de su tronco. Y claro está que sus frutos, los dátiles, son comestibles.

 

 

El Palmeral: es el palmeral más grande del mundo y en Europa, solo le superan algunos palmerales árabes. Fue creado por los primeros habitantes musulmanes que fundaron de Elche, con Abderramán se hizo la gran red de acequias, los árabes siguieron la misma táctica, protegiéndola y aumentando la plantación. Desde la Edad Media hasta nuestros días se han elaborado un serie de leyes que la protegen y vigilan el lugar.

 

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Requeridos *

Aparts For Rent Buenos Aires

Casa&Jardín DECO

Anunciantes

Sigue nuestras publicaciones!

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos!

Hagamos Social Media Juntos!












Hoy nos inspira

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la Primavera

Pablo Neruda

Flickr

    Combo Widget

    Cactus & Crasas

    RRSS

    No te pierdas nada

    Recibe en tu correo nuestras publicaciones

    Bookshelf 2.0 developed by revood.com